Las mujeres tristes son las más bellas

Ilustración

Por: Jennifer Gómez

“A veces no es que esté triste, es solo que no me apetece nada sonreír a desconocidos”, así se justifica una de las mujeres llenas de melancolía que acompañan día a día a Albert Solóviev en sus láminas.

Anuncios