Las vidas posibles de Mr. Nobody

Cine, Reseñas

 Por: Alicia Delicado 

Las vidas posibles de Mr. Nobody vio la luz en 2009, originada en la mente del director belga Jaco Van Dormael que había obtenido el éxito en 1991 con su largometraje Toto le héros. Pero esta vez, aunque seguiría hablando sobre las fases de la vida humana, lo haría con un poco más de paciencia.

Se reflexiona sobre la importancia de las decisiones por irrelevantes que parezcan. De hecho una de las frases que más se repite en la película de Mr. Nobody es: “Hay que tomar la decisión correcta, mientras no elijas todo sigue siendo posible”.

En 133 minutos el director belga consigue mezclar tres historias diferentes y paralelas en la vida de la misma persona, Nemo o Mr. Nobody (Sr. Nadie), el protagonista. “Es curioso como la decisión que se toma en un día cambia para siempre las siguientes”, este planteamiento marca el principio para que Mr Nobody viva tres vidas diferentes dependiendo de ciertas elecciones que hizo en momentos muy concretos de su trayectoria vital.

Todo comienza en el año 2092, Nemo Nobody tiene 120 años, un caracterizado Jared Leto, con un maquillaje bastante conseguido y premiado en el festival de Sitges. Su vejez  contrasta con la juventud que ha adquirido el resto de la humanidad debido a su inmortalidad. Antes de morir, los científicos quieren saber más de él y cómo era la vida cuando sabías que ibas a morir. La muerte da valor a las decisiones.

En una cama de un hospital del futuro, un lugar blanco  con amplias ventanas a un exterior tecnológico, Neno recuerda sus posibles vidas y a las mujeres que le hubieran acompañado en cada una de ellas.  Pues las personas que nos rodean también ejercen un importante papel e influencia en nuestras decisiones.

Todas estas vidas contadas a la vez da una sensación de que las imágenes, a veces inconexas, se encadenan y hasta el final no se le logra dar un sentido completo. Incluso algunas se quedarán sin significado, como la escena de la habitación de rombos negros donde siempre cae el protagonista.  Muestra así el sin sentido que a veces somos.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s