La embriagadora poesía de Carmen Jodra Davó

Poesía

Por: Alicia Delicado

La poetisa madrileña Carmen Jodra Davó lleva picoteando con el arte de la rima desde muy joven. A sus 17 años publicó el libro Las moras agraces con el que obtuvo el Premio Hiperión en 1999 y cosechó grandes éxitos, llegando incluso a ser número uno en ventas. Por ello, años más tarde, en 2004, volvió a probar suerte con su poemario Rincones sucios.

Davó hace una poesía sencilla y clara en la que incluye un vocabulario bastante culto, especializado y refinado. Sus referencias a la Antigüedad Clásica son muy numerosas, quizás sea porque ella estudió Filología Clásica y es una amante de la lira antigua.

En sus composiciones, además, aparecen dioses griegos y romanos representando las cualidades humanas. Los seres sobrenaturales y míticos se cuelan en sus poemas aportando grandiosidad y misterio. Como por ejemplo en el de El ciclo satánico que habla de la imperfección humana a través de la figura de Lucifer, y de cómo nos resulta morboso dejarnos llevar por el “mal camino”.


Me mira. Pero no desde la altura,
como el Otro miraba,
sino asentado en la terrena grava,
sobre la roca dura.

Sonríe con sonrisa tan impura,
que la reina de Saba
no era más seductora que Él; me alaba,
como a fruta madura.

Yo rehuyo sus ojos en el suave
espejo de la alberca,
pero estoy deseando, y Él lo sabe,
ceder. Me olvidaré de Buda y Cristo
por verle más de cerca.
¡Mi Señor, Lucifer, Satán, Mefisto!


El tema de la virtud contra la imperfección es frecuente en su obra. “Pensar siquiera en la virtud aburre a quien ha hecho del vicio todo un arte, y ni encuentra salida, ni la quiere” de su poesía La ramera. La imperfección y la defensa del “yo” y la propia personalidad ganan al comportamiento correcto y a lo que debe estar bien. Reivindica el realismo y mata los ideales inaccesibles por el hombre.

La filóloga, nacida en 1980, siempre ha estado marcada por una sensibilidad especial para las letras, domina el lenguaje con maestría y gran técnica, y aprovecha todos sus recursos, hasta los más inusuales. Y sobre todo, como bien denotan sus poemas, es una gran amante de la literatura.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s