Birdman, adaptarse o morir

Cine, Reseñas

Por: Alicia Delicado 

Durante años Riggan Thomson es un afamado superhéroe que sobrevuela las grandes ciudades con unas impresionantes alas grises, pero todo tiene un final. El héroe de cómics desaparece y, junto a él, su reconocimiento.

Los tiempos cambian, las modas mudan y es muy difícil que una estrella sobreviva a los cambios siendo siempre el mismo. Esto ocurre con Riggan Thomson, que el público lo asocia con el personaje que lo llevó a la fama, Birdman. Ahora ese pájaro salvador se esfumó y de él solo queda su recuerdo. Por lo tanto el actor es una simple estela de aquellos tiempos.

Thomson está dispuesto a recuperar sus días de gloria al precio que sea. Aunque tenga que pasar por encima de la gente que lo rodea, su hija -a la que nunca le ha prestado la más mínima atención a nivel sentimental-, su exesposa y su actual novia, también actriz de Broadway. Estos factores externos no son el obstáculo principal que le impide ascender a la fama. Su verdadera pesadilla y traba se llama Birdman.

El actor debe acabar definitivamente con el fantasma de Birdman. Thomson lucha internamente contra aquel depredador que le dio todo, pero que ahora no le da nada; y solo cuando consigue sacarlo de su mente, adquiere la libertad plena para crear algo nuevo que le lleva otra vez a lo más alto. Thomson adapta la obra del escritor del realismo sucio estadounidense Raymond Carver, What We Talk About When We Talk About Love para teatro. Pero no solo tiene que hacer un teatro de una novela sino que además los contratiempos le llevan a deformar el contenido, lo que hace que triunfe en las redes sociales.

Adaptarse o morir, esa es la cuestión. Si Riggan Thomson no se hubiera dejado llevar por el ritmo del viento que sopla en estos momentos jamás hubiera podido realzar el vuelo. Y una vez arriba, en el cielo con What We Talk About When We Talk About Love, Keaton reapareció anoche como pájaro en la 87 edición de los Oscar y deslumbrante entre los flashes de la alfombra roja. Nueve nominaciones fue el motivo que llevó al héroe de cómics a abandonar su disfraz, antifaz y alas por un elegante traje.

Al actor que encarna a Birdman Michael Keaton le acompañaba el resto del elenco y, entre ellos, su creador el cineasta mexicano Alejandro González Iñárritu, que en el pasado engendró largometrajes como: Amores perros (2000), 21 Grams (2003) y Babel(2006).

La noche acabó y Birdman consiguió brillar una vez más con cuatro Oscars: a mejor película, mejor dirección, mejor guion y mejor fotografía. Sin duda, parece que este héroe ha superado sus problemas egocéntricos y de perdedor y se lanza al vacío sin caerse al suelo.

Si todavía no la has visto, ahora que ha triunfado ¿a qué esperas?

birdman-poster-1

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s